JOHN BARRY: Biografía.

BIOGRAFÍA


Contenido:

Los Origenes: El joven Barry.
Los Inicios: The John Barry Seven.
Comienza el cine: Al estrellato con James Bond.
Los años 70: Puntos culminantes.
Los años 80: El maestro sigue entre los grandes.
Hoy: Actualidad y futuro de John Barry.

Los Origenes: el joven Barry.

John Barry Prendergast nació en York (Inglaterra), en Noviembre de 1933. Desde su infancia, su vida estará marcada por el celuloide: su padre posee la cadena de cines de su ciudad. El joven Barry se convierte así en proyeccionista, tomando contacto con la magia del Séptimo Arte.

Todavía no había abandonado la escuela ni empezado a trabajar para su padre, cuando John ya había aprendido a tocar la trompeta y el piano. Antes de marchar al servicio militar, John ya es aficionado a los clásicos (Korngold, Mahler...), y además había desarrollado su actividad como trompetista junto a una banda de jazz local: The Modernaires.

En el ejército se incorpora a una banda militar, y es en esta época cuando se forma musicalmente. El modo: un curso por correspondencia.
Tras su licenciatura, realiza trabajos de arreglista aunque también compone. Barry rechazará la oferta de unirse a alguna banda para formar su propio grupo.


Los Inicios: The John Barry Seven.

John reune a unos cuantos amigos y funda su banda: The John Barry Seven; esto ocurre en 1955. Tras ir de aquí para allá tocando en clubes ingleses, llega la gran ocasión: participar en un programa de la BBC para jóvenes. Estamos en 1957 cuando The John Barry Seven aparecen en "Six Five Special", es el principio de éxito.

El salto a la televisión se manifiesta en shows como "Oh Boy", alcanzando gran notoriedad. La formación había fichado con la EMI, con la que graban singles de gran popularidad. La formación conoce el éxito de ventas y el duro trabajo de las giras, con algunos cambios en la formación y de discográficas.

La carrera de John Barry en el cine estaba a punto de comenzar.


Comienza el Cine: Al estrellato con James Bond.

En 1960, John Barry realiza su primer trabajo en el cine: "Beat Girl". Su trayectoria junto a su banda es decisiva para que Barry acceda a este trabajo. Es una obra predominantemente jazz, con la voz de Adam Faith, cantante de gran popularidad en aquella época. Barry había trabajado con Faith, cosechando un grandioso éxito. Otra obra precede a su entrada en la serie Bond: "Hasta el último aliento".

Cuando Monty Norman compone el score de "Doctor No", la productora busca ayuda de forma desesperada. La carrera de Barry iba a pasar a la historia.
El Tema de James Bond es de John Barry, así de sencillo. Barry fue llamado para arreglar el irregular trabajo de Norman, y compuso el mítico tema. Aunque esta paternidad es discutida, todo apunta a que Barry es su autor: James Bond es John Barry.

A lo largo de los 60 va a colaborar con el director Bryan Forbes, para el que compone seis importantes obras, pero fue "Zulú" su primera partitura redonda, la que brilló con luz propia.

El maestro demuestra su solidez como músico para Bond con "Desde Rusia con Amor", y logra desbancar a los Beatles con la venta de su canción para "Goldfinger".

Barry compagina el cine con obras para televisión, como la serie "Vendetta", documentales sobre ciudades ("Elizabeth Taylor in London", "Sophia Loren in Rome"...) o "Los Persuasores", de cuyo tema principal se llegó a decir que era el mejor tema jamás escrito para la televisión.

La formación "The John Barry Seven" ya se había disuelto y Barry completa los 60 con grandiosas y ya maduras obras, obteniendo varios oscars y terminando la década con la que quizás sea su obra maestra absoluta: "El León en Invierno".


Los años 70: Puntos culminantes.

Aunque el maestro se comienza a desvincular de la serie Bond, esta década arroja grandes obras, incluyendo un musical llamado "Billy".

La aportación de Barry al género histórico es sobresaliente ("El Último Valle", "María, Reina de Escocia") aunque aportará grandes bandas sonoras a géneros diversos, como el espacial ("Abismo Negro", "Choque de Galaxias"), incluso al western ("Monte Walsh") o la aventura ("King Kong", "Robin y Marian"). Pero también el género televisivo recibe muy sobresalientes partituras del maestro.

Mención especial merece "Moonraker" como vuelta a la serie Bond por la puerta grande tras deficientes trabajos de Martin, Hamlish o Conti.
Son los años 60 y los 70 décadas doradas del maestro Barry, pero ignoradas por aquellos detractores de su obra.


Los años 80: El maestro sigue entre los grandes.

El inicio de esta década no podía ser mejor. Compone una de las obras capitales de Barry y uno de los hitos románticos de la historia de la música de cine: "En Algún Lugar del Tiempo".

El compositor prueba suerte y lo hace con éxito en géneros vários, con obras maravillosas aún con problemas de disponibilidad discográfica ("¡Rescaten al Titanic!", "Frances"...).

En el terreno Bond, el autor se despide de la serie con esas maravillosas composiciones que hoy se echan en falta en las películas del agente secreto. Los scores para "Panorama para Matar", "Octopussy" y "007 Alta Tensión" confirman una vez más que Barry es el único músico ideal para la serie.

En estos años, "Memorias de África" significa un nuevo reconocimiento de la Academia a un genio que entraría en una crisis personal que por poco le cuesta la vida.


Hoy: Actualidad y futuro de John Barry.

La desafortunada ingestión de una sustancia dañina le produce serios problemas de salud, siendo intervenido en varias ocasiones. A punto estuvo de costarle la vida este desgraciado asunto. Sin duda, la salud del maestro no es la misma desde entonces. Milagrosamente el compositor se recupera y regresa al trabajo de la única forma que él sabe: creando una obra maestra. "Bailando con Lobos" es el resurgir de Barry de su crisis personal, un verdadero hito que dedica a los doctores que le salvaron la vida.

En estos años, la obra de Barry parece dirigida a un estilo romántico, con maravillas como "Mi Vida" y el culmen de su estilo más depurado en "La Letra Escarlata". En "Chaplin" realiza un magnífico trabajo lleno de sensibilidad, y en "El Especialista" compone una macro-suite de 60 minutos de la mejor música Bond: una verdadera gozada.

Tras una serie de trabajos rechazados, el compositor parece dispuesto a componer con total libertad artística, aunque tenga que renunciar a trabajar para el cine, quizás por este motivo ha firmado la composición de tres obras de concierto, siendo la magna "The Beyondness of Things" la primera de ellas.

Barry tiende a dirigir su composición a proyectos de trascendencia sentimental y/o psicológica y de calidad, sin importarle su presupuesto o nacionalidad y se muestra cansado de la serie Bond, así como de las películas que no dicen nada, aquellas de pura acción en las que no puede aportar nada psicológico a través de su música. Su aportación a la música cinematográfica está condicionada a este tipo de proyectos y películas. "Swept from the Sea" o "Playing by Heart" son clara muestra de ello.

Sus proyectos actuales abarcan además la edición de un album de canciones celtas y una serie de conciertos que estan resultando realmente antológicos. Esperamos expectantes.


Inicio.
Obra.
Críticas.
Entrevistas.
Fotos.
Noticias.
Links.
Conclusiones.